ATICA hace Alegaciones al borrador de Sandach sobre (subprocuctos animales para la caza)

Nuestro Presidente ha presentado hoy 24 de abril Alegaciones al borrador normativo sobre Subproductos Animales aplicados a la caza que impactará de lleno en nuestra actividad y grabará de forma considerable las tasas y precios de nuestros cotos al requerir un sistema de recogida de subproductos animales para las cacerías.

Un borrador partidista e interesado en favor de unos pocos que transcribe una Directiva Europea que en absoluto se dirige a la caza sino a la ganadería. Utilizan de nuevo un argumento retorcido para aplicarlo y dañar nuevamente al sector de la caza.

ALEGACIONES
Yo D. Juan Manuel Rodríguez Morcillo como actual Presidente de ATICA Guadalajara habiendo
tenido conocimiento por ustedes en cuanto al nuevo borrador de la Orden de xx/xx/2019
de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, por la que se
desarrollan las medidas de control de subproductos animales no destinados a consumo humano en la práctica cinegética de caza mayor en Castilla-La
Mancha. Y habiendo estudiado las legislaciones precedentes e involucradas en esta nueva Orden, asi como estando esta en fase de alegaciones les remitimos las siguientes para su estudio e inclusión:
1.-Echamos de menos que dicha regulación no incluya recechos de “ciervo, gamo y muflón” y sin embargo si excluya de esta a los de “corzo y cabra montes” Por lo que entendemos que el Art. 2 debe ampliarse a ambas estas especies. Siendo el rececho y las condiciones en las que se desarrollan similares a todos ellos.
2.-Igualmente consideramos arbitrario incluir como número de puestos 40. Sobre todo que sea de aplicación a 40 o menos puestos de una montería o gancho/batida. Entendiendo que la redacción debería aplicarse a monterías y ganchos/batida en numero superior a 40 que es donde se consiguen la mayoría de las capturas. Según está redactado el borrador solamente estarían afectadas aquellas monterías o ganchos que tengan hasta 40 puestos -Es decir prácticamente todas las sociales-. Teniendo en cuenta que las Asociaciones y Clubes Sociales de Caza tienen pequeñas capacidades económicas, pocos medios y pocas capturas generalmente. No puede recaer sobre estas la totalidad del esfuerzo. Igualmente el reglamento europeo No 1069/2009 señala a los cazadores como colabores y no como objetivo de hacer recaer en ellos cuantías económicas por la gestión de SANDACH. Estas deberían recaer en la Administración y en particular a los estados miembros de la UE. Siendo además igualmente antidemocrático que las pequeñas Monterías/Ganchos tengan más esfuerzos económicos y documentales que las grandes monterías comerciales.
Cabe recordar que el Reglamento europeo Nº1069/2009 en el punto 13º indica “Además, para evitar los riesgos derivados de los animales salvajes, las normas establecidas en el presente Reglamento deben aplicarse a los cuerpos o partes de cuerpos de animales sospechosos de estar infectados con una enfermedad transmisible. Ello no debe implicar la obligación de recoger y eliminar los cuerpos de animales salvajes que mueran o sean cazados en su hábitat natural. Si se respetan las buenas prácticas de caza, los intestinos y otras partes de los animales de caza salvajes pueden eliminarse sin riesgo in situ. Estas prácticas de reducción de riesgos están consolidadas en los Estados miembros y, en algunos casos, se basan en tradiciones culturales o legislaciones nacionales que regulan las actividades de los cazadores. La legislación comunitaria y, en particular, el Reglamento (CE) no 853/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de29 de abril de 2004, por el que se establecen normas específicas de higiene de los alimentos de origen animal(2) DO L 139 de 30.4.2004, p. 55. (2), “
Esto hace poner en valor la figura de “cazador formado”, aquella que siendo miembro y cazador del coto disponga de formación suficiente en sanidad animal para identificar rápidamente e in-situ posibles zoonosis durante las cacerías. Sería un fantástico método colaborativo con el veterinario asistente donde este solo examina a los animales en la junta de carnes y no en el campo durante una cacería.
3.- Entendemos que el enterramiento con cal en un punto concreto y notificado como medio de eliminación de subproductos, y el depósito en muladares para aves necrófagas serían las herramientas menos lesivas, más económicas, y con más facilidad de cumplimiento y control de posibles zoonosis. Así mismo no debería hacerse distinción entre zonas de riesgo pues cualquier zona es susceptible de disponer de brotes contagiosos en cualquier momento, máxime cuando la practica totalidad de la superficie de Castilla la Mancha esta siendo pastoreada. El punto 50 de reglamento
europeo No 1069/2009 indica textualmente:”El enterramiento y la incineración de subproductos animales, en particular de animales muertos, pueden justificarse en situaciones específicas, especialmente en zonas remotas, o en situaciones de control de enfermedades que requieran la eliminación urgente de los animales sacrificados como medida para controlar el brote de una enfermedad transmisible grave.”
Sin más que añadir,
Juan Manuel Rodríguez Morcillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *